Blog

influencia-padre

La rebeldía en la adolescencia. ¿Qué hacer como padre?

La rebeldía y la oposición a las normas establecidas se manifiesta comúnmente en la etapa adolescente de un individuo. Asimismo, el comportamiento rebelde y la conducta DESAFIANTE propia de este momento es una consecuencia de la búsqueda de INDEPENDENCIA e IDENTIDAD PERSONAL por la que pasan los púberes.

La mayoría de las discusiones surgen en torno a los nuevos privilegios que él adolescente desea adquirir como por ejemplo; ampliar el horario de salida, visitar lugares nuevos o la libertad en la elección de la ropa y del peinado. Muchos padres se preguntan qué hacer cuando sus hijos adolescentes no les obedecen. Algunos son más estrictos y otros son más permisivos. Personalmente creo que ningún extremo es bueno. Asimismo, creo que también es muy importante que los padres se EDUQUEN, lean, y conozcan las particularidades de esta etapa para que así puedan asimilar de la mejor manera este cambio.

De igual forma, considero oportuno que los padres logren comprender que ya no están frente a un niño, sino más bien frente a un individuo que tiene su forma de pensar y que quiere ser escuchado. Por ello me parece fundamental que los padres se tomen un tiempo para ESCUCHAR a sus hijos, aun así no estén de acuerdo con ellos.

El adolescente está elaborando su propio criterio ante todo lo que le rodea, necesita tiempo y paciencia para tener autodominio y abandonar su actitud rebelde. Es importante que los padres también aprendamos a tener PACIENCIA.

Si bien debemos darles su espacio y RESPETAR SU INTIMIDAD, también es menester estar atento a las SEÑALES DE ALARMA, ya que el objetivo es evitar los daños severos que pueden producirse en esta etapa de riesgo. Algunas de estas señales son;

  • Las bajas calificaciones en la escuela
  • El poco sueño o apetito
  • Los cambios drásticos
  • Problemas con la autoridad
  • Hablar de temáticas en relación al suicidio
  • Cambios repentinos de amigos
  • Consumo de sustancias nocivas

Por otro lado, la adolescencia suele ser una etapa de experimentación y como consecuencia aparecen comportamientos arriesgados. Para prevenir esto, como padres y adultos que somos, debemos INFORMAR a nuestros hijos. No eluda los temas relacionados a las drogas, el sexo, alcohol y tabaco. Comparta sus valores y opinión personal acerca de estos temas con sus hijos.

Finalmente, a medida que su hijo avance por este proceso y vaya superando etapas podrá aprender a controlar sus emociones y adquirir las habilidades necesarias para sobrevivir en el mundo adulto. Por ello debemos recordar que como padres estamos pasando por esto junto con nuestros hijos y más allá de las diferencias que podamos tener con ellos, debemos ayudarlos.

 

Autor:

Lucas Villamil

Psicólogo

Escribe un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *